Guía para alquilar un apartamento en México

Para alquilar un apartamento o casa, “rentar un depa” en la Ciudad de México, lo primero que te aconsejamos es saber dónde vas a trabajar o estudiar, para buscar algo relativamente cerca que no te suponga horas de tráfico.

Hay muchísimos apartamentos en alquiler, puedes contratar una agencia inmobiliaria, usar páginas de internet como metroscúbicos, segundamano, inmuebles24, etc., o buscarlo tú mismo yéndote a los edificios y preguntando a los administradores.

Debido a experiencias pasadas, los propietarios o agencias están pidiendo un aval de un fiador que tenga propiedades en la Ciudad de México y un mes por adelantado. En muchas inmobiliarias además están pidiendo una investigación socioeconómica (información del solicitante, lugar de residencia, domicilio de trabajo y referencias familiares y/o bancarias). Si alquilas entre particulares es más fácil. Puedes sustituir el aval pagando varios meses por adelantado, pero depende del propietario. También te pueden pedir un seguro. Las viviendas se suelen alquilar por un tiempo mínimo, generalmente un año y fijan penalizaciones si acabas el contrato antes de esa fecha.

¡Lee todo el contrato y no lo firmes hasta que estés seguro de lo que estás firmando y no des dinero antes de firmar nada!

Ten mucho cuidado de las super ofertas, asegúrate de que la inmobiliaria sea real a la hora de darle tus datos y tu documentación. Estás en una de las ciudades del mundo con más delincuencia y estafas.

Los departamentos están casi siempre sin amueblar y a diferencia de España, los apartamentos no tienen ni calefacción ni aire acondicionado. Tampoco frigorífico, ni lavadora ni lavavajillas. En muchos casos no hay ni conexión para un lavavajillas. No suelen tener electrodomésticos y si estás pensando traértelos, ten en cuenta que en México la corriente eléctrica es de 125 V.

Antes de firmar verifica la energía eléctrica y el agua, revisa que los enchufes no estén dañados y no haya fugas de gas y agua (es importante que lo hables con el dueño y sepas si estos gastos deben correr por tu cuenta o no). También recomendamos hablar con el portero y/o vecinos y preguntarles si hay escasez de agua, si es fácil aparcar y cosas que te quieran comentar antes de alquilar. Es interesante que visites el edificio a diferentes horas para ver cómo está el tráfico a lo largo del día. Fíjate si hay algún colegio cerca que obstruya el tráfico.

No olvides preguntar sobre la cuota de mantenimiento (gastos de comunidad) y lo que ésta puede incluir como: gas, luz, agua, vigilancia, etc., para que nada te pille desprevenido cuando lleguen las facturas. Por cierto, debes de guardar todas las facturas, te las pueden pedir antes de que te vayas.

Si has enviado tu mudanza desde Españalo más seguro es que vayas a estar unos cuatro meses sin tus muebles. Puedes comprar de segunda mano o alquilar algunos muebles mientras llegan. Aquí te ponemos varias empresas de alquilar muebles: Chaim Sánchez, S.A. de C.V. o Class Rental and Solutions.

Para amueblar de forma barata están las mueblerías IDEA o Muebles Dico. También puedes comprarlos a unos artesanos que están en el CREA de Insurgentes Sur. En México no hay IKEA.

O si quieres comprar muebles de segunda mano, hay varios grupos de Facebook donde los expatriados que se van sin mudanza venden todo a los que llegan.  Entra en Bazar Online Ciudad de México, Foráneos en DF, Francais a la Ville de Mexico. En estas páginas también ofrecen habitaciones y apartamentos para extranjeros.

Una vez que ya tengas tu casa, ármate de paciencia para contratar internet y cable para la tele.

¡Mucha suerte!

¿Cómo calificarías esta información? ¿Te pareció útil?