Rosca de Reyes

En México hay una tradición muy bonita que consiste en que el día 6 de enero se parte la Rosca o el Roscón de Reyes y a quien le toque el muñequito tiene que invitar a todos los presentes a comer tamales el 2 de febrero, día de la Candelaria.  A mí siempre me pareció extraño que una cosa estuviera ligada con la otra así que este año me decidí a investigar y compartir los descubrimientos, que son muy curiosos.

Resulta que cuando llegaron los españoles a Latinoamérica, trajeron la religión católica con ellos y se empezó la tradición de la navidad y la Rosca de Reyes: Se reúnen la familia y los amigos, se hace chocolate calentito y entre risas y expectación se corta la rosca y se van sirviendo los trozos. Dentro del roscón hay unos muñequitos escondidos que representan a Jesús y a quien le toque, tiene que invitar a tamales el día de la Candelaria, que es exactamente 40 días después del 25 de diciembre.  Es decir, acaba la cuarentena de la Virgen y según el libro del Levítico, la madres deben de ir a purificarse al templo y presentar al niño para ser bendecido.

Y por otra parte, en el México prehispánico, en febrero, cuando va terminando el invierno y empiezan los días un poco primaverales y todo se va preparando para que empiecen las lluvias, se le pedían a Tláloc y otros dioses que tuvieran buenas cosechas y lluvia y se les llevaban ofrendas de maíz.

Así que esta celebración es la unión de dos tradiciones diferentes: católica cuando se corta la rosca y prehispánica cuando se celebra con tamales (comida a base de harina de maíz) y atole (bebida a base de maizena).

Tamales

Todavía, en muchos pueblos, los indígenas tienen la costumbre de llevar en esa época a bendecir las mazorcas que servirán de semillas en la próxima siembra y bendecir las velas.

También hay personas el día de la Candelaria, levantan la imagen del Niño, lo visten con unos vestiditos blancos y los llevan a bendecir, ese día se reza y se canta.

Por supuesto que en muchas familias y oficinas se sigue haciendo como pretexto para seguir celebrando y comiendo, cosa que jamás falta en México.

 

 

¿Cómo calificarías esta información? ¿Te pareció útil? ¡Por favor califícanos!

Deja un comentario