Posadas, piñatas

Las Posadas son unas fiestas católicas que se celebran en México en diciembre, antes del día de Navidad. Estas fiestas conmemoran la peregrinación de José y María, todavía embarazada, cuando van desde Nazaret a Belén a empadronarse y no encuentran posada para dormir y finalmente se tuvieron que quedar en un establo.

En México, antes de llegar el día de Navidad se conmemora esta peregrinación.  La fiesta empieza cuando ha anochecido, las casas se adornan con papel picado y se hacen dos grupos de personas: unos se quedan dentro de la casa y otros afuera.  Los de afuera, con velitas en la mano, se ponen en fila y cantan unas estrofas que cuentan la historia de José y María pidiendo posada:
Los de afuera cantan:

En el nombre del cielo
os pido posada,
pues no puede andar
mi esposa amada.

No sea inhumano,
ténnos caridad.
Que el Dios de los Cielos
te lo premiará.

Venimos rendidos
desde Nazaret,
yo soy carpintero,
de nombre José.

Posada te pide,
amado casero,
por solo una noche,
la Reina del Cielo.

Mi esposa es María,
es Reina del Cielo,
y madre va a ser
del Divino Verbo.

Dios te pague Señor,
vuestra caridad
y que os colme el Cielo
de felicidad.

Intercalándose las estrofas de los que están adentro:

Aquí no es mesón,
sigan adelante,
yo no puedo abrir,
no sea algún tunante.

Ya se pueden ir
y no molestar,
porque si me enfado
os voy a apalear.

No me importa el nombre,
déjenme dormir,
pues que yo le digo
que no hemos de abrir.

Pues si es una Reina
quien lo solicita
¿como es que de noche
anda tan solita?

¿Eres tu José?
¿tu esposa es María?
Entren peregrinos,
no los conocía.

¡Dichosa la casa
que alberga este día,
a la Virgen pura,
La hermosa María

Y al final todos:

Entren Santos Peregrinos, Peregrinos,
reciban este rincón,
que aunque es pobre la morada, la morada,
os la doy de corazón.

Cantemos con alegría, alegría
todos al considerar,
Que Jesús, José y María y María
Nos vinieron hoy a honrar.

Después de esto empieza la cena con comida mexicana, ponche, y atole para contrarrestar el frío y se termina partiendo una piñata llena de fruta típica de navidad mexicana: caña de azúcar, cacahuetes, tejocotes, mandarinas…

 

Es una fiesta preciosa, antesala de la navidad, en la que hay que ir ¡muy abrigados!

 

 

 

 

 

 

¿Cómo calificarías esta información? ¿Te pareció útil? ¡Por favor califícanos!

Deja un comentario