Seguramente habrán escuchado la frase de que México es interminable. Eso pensé justamente cuando me enteré que había una ruta para hacer en tren, recorriendo unas barrancas en Chihuahua, más grandes que las del Gran Cañón de Estados Unidos. Sonaba interesante.

Evidentemente ese destino se puso en mi cabeza, se concretó y ahora puedo asegurar que es uno de los viajes más bonitos que puedo recomendar en México.

El recorrido comienza en la ciudad de Chihuahua a las 6 de la mañana. Ese es el momento para subirse al “Chepe”, nombre que identifica al tren.

A partir de allí, comienza un viaje increíble, pasando por diferentes pueblos y atravesando las Barrancas de Cobre, con paisajes deslumbrantes.

Los lugares imperdibles para parar y alojarte al menos un día son: Creel, Posada Barrancas y El Fuerte.

El Chepe

Sólo en la estación Divisadero el tren hace una parada de 15 minutos para apreciar la imponente vista de las barrancas.

El Chepe

 

Si todavía no fueron, ¡Tienen que hacer este viaje!

Para saber más información sobre lugares para visitar, cómo organizar tu viaje, y lo que podrás encontrar en cada pueblo te invito a visitar mi blog ¡Qué mundo!.

 

¿Cómo calificarías esta información? ¿Te pareció útil? ¡Por favor califícanos!
Artículo anteriorEscapada a Punta Allen, Quintana Roo
Siguiente artículoLa generosidad de México
Soy periodista. Nací en Córdoba Argentina, y hace 5 años, me mudé a México. Si.. ¡ya casi soy una chilanga! Pero aún conservo muchas costumbres argentinas. Me encanta caminar, conocer lugares y su gente. Se podría decir que viajar, es parte de mi ADN. Aunque también me gusta imaginarme historias de lo que veo, investigar más allá de lo normal y leer sobre temas fuera de lo común. Para ser más clara, el detrás de escena, es lo mejor de una película para mí. Y claro, mi profesión, una forma de expresarme y contar cómo veo este mundo...

Deja un comentario