Viajar con niños

Llega el verano, se acaban los colegios y llega el momento esperado: el de volver a casa, aunque ya no estás muy segura dónde está casa.  Volver a nuestro país y disfrutar el verano es una alegría.  Todo es emoción hasta que piensas en que te vas a meter 12 horas en un avión con un bebé, un niño de dos años o varios peques!!!

Aquí te dejamos algunos consejos que esperamos te sean de ayuda:

Haciendo las maletas:

  • Elige un bolso donde puedas encontrar y volver a guardar los pasaportes y las tarjetas de embarque con facilidad.
  • Si tu hijo o hija ya puede llevar una mochilita, qué él mismo elija y meta sus juguetes favoritos y algunas chucherías y que la cargue. Su peluche, lápices y cuadernos los entretienen mucho.  Mejor una mochila chica a una maleta de rueditas que vas a acabar llevando tú algunos tramos del aeropuerto y que acaban siendo muy incómodas para los padres.
  • Ten cuidado que no lleven cosas que puedan pitar en el detector de metales como un cinturón y que no metan líquidos en su mochilita.
  • Calcula los pañales y las toallitas húmedas que tienes que llevar y mete de más por si acaso hay vómitos, diarreas, o el vuelo se retrasa.
  • Si vas con un bebé lleva un biberón, fórmula y un chupete de repuesto.
  • Si estás amamantando, lleva ropa suelta y una mantita ligera.
  • Mete un cambio de ropa para tí y para los niños por si se empapan o se manchan.
  • Lleva algunas bolsas de plástico estilo las de verduras del súper, no ocupan mucho y las usarás para tirar basura.
  • Si le vas a dar medicinas a los niños para que se relajen, pregúntale al médico cuál y qué dosis.
  • Ipads, teléfonos móviles son una maravilla para que se distraigan.
  • Un libro para leer o para colorear es muy buena opción para que se entretengan.

Antes de embarcar en el avión:

  • Si llevas carrito, cuando llegues a la puerta de embarque avisa a las azafatas en seguida, no esperes hasta que avisen para embarcar.
  • Mientras estás esperando embarcar, deja que los niños jueguen, gateen y se cansen un poco.
  • Pregunta si hay una zona VIP o para niños donde puedas estar más tranquila con los niños.  Algunas tienen salas de lactancia, ducha, cunitas y un área de juegos.  Son muy útiles en los aeropuertos en los que esperas la siguiente conexión. Mira aquí las zonas y servicios para familias en el aeropuerto de Madrid-Barajas.
  • Ve al baño y cambia al bebé de pañal antes de que llamen a embarcar, así sube limpio.

En el vuelo:

  • Procura descansar cuando tu hijo duerme, no tengas expectativas de dormir, sólo relájate todo lo que puedas. Ya dormirás cuando llegues a tu destino.

Despegue y aterrizaje:

  • Durante el despegue y aterrizaje, dale a los niños algo que beber o masticar para que no le duelan los oidos.
  • Cuando aterrices, no tengas mucha prisa en salir, recoge tranquilamente y asegúrate de que llevas todas las cosas.

Saliendo del avión

  • Si te devuelven el carrito en la puerta estás de suerte, si lo mandan a la banda transportadora, acuérdate de recogerlo.  ¡A mucha gente se le olvida!

Y un consejo más, si los niños se están portando fatal, si lloran, se pelean o lo que sea, piensa que en algún momento vas a aterrizar, te vas a bajar del avión y no vas a volver a ver a nadie nunca más. ¡Lo importante es que llegaste!

¿Cómo calificarías esta información? ¿Te pareció útil? ¡Por favor califícanos!